"Dijo: hola y adiós. Y el portazo sonó como un signo de interrogación. Sospecho que así se vengaba a través del olvido, Cupido de mí."
- 19 días y 500 noches, Joaquín Sabina. (via fruta-y-menta)